>
Biografias de Cristianos pioneros de la ReformaReligiosa.Lutero,Calvino,Wycliffe,JuanHuss,CharlesSpurgeon y otros
"Pero en cuanto a ti, enseña lo que está de acuerdo con la palabra. Porque vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, acumularán para sí maestros conforme a sus propios deseos; y apartarán sus oídos de la verdad, y se volverán a mitos." (2 Timoteo 4:3-4)

Jonathan Edwards


 (5 de octubre de 1703 al 22 de marzo de 1758) fue un teólogo, pastor congregacional y misionero para los nativoamericanos durante la época colonial. Es conocido como uno de los más grandes y profundos teólogos evangélicos en la historia de los Estados Unidos. Su obra tiene un alcance muy amplio, pero suele ser a menudo asociada con su defensa de la teología calvinista y el patrimonio puritano.
Jonathan Edwards, nacido el 5 de octubre de 1703, era hijo de Timothy Edwards (1668-1759), un pastor de East Windsor, Connecticut, que recibía un salario enseñando de forma particular a los aspirantes universitarios. Su madre, Esther Stoddard, hija del reverendo Solomon Stoddard, de Northampton, Massachusetts, parece haber sido una mujer de inteligencia inusual y de independencia de carácter.
Jonathan, su único hijo varón, era el quinto de once hermanos. Recibió preparación universitaria por parte de su padre y de sus hermanas mayores, cada una de las cuales recibió una excelente educación. Cuando cumplió los diez años, escribió una pieza semi-humorística sobre la inmaterialidad del alma. Estaba interesado en historia natural y, con once años, compuso un ensayo extraordinario sobre los hábitos de la "araña voladora".
Edwards ingresó en la Universidad de Yale en 1716, con menos de trece años de edad. El año siguiente se familiarizó con el Ensayo concerniente al entendimiento humano, de John Locke, lo que le influenció profundamente. Durante su carrera universitaria conservó apuntes, titulados "The Mind," "Natural Science" (conteniendo una discusión de la teoría atómica), "The Scriptures" y "Miscellanies", que albergaban un gran plan para un trabajo sobre filosofía natural y mental, y le brindaron reglas de composición. Incluso antes de su graduación en septiembre de 1720, como mejor alumno y representante de su clase, parece haber tenido ya una filosofía bien formulada. Se dedicó, durante los dos años posteriores a su graduación, a estudiar teología, en New Haven.
De 1722 a 1723, fue, por ocho meses, clérigo sustituto sin llegar a ser aún considerado pastor en una pequeña iglesia presbiteriana en la ciudad de Nueva York. La iglesia le incentivó para que permaneciese allí, pero él declinó la petición. Tras dedicar dos meses de estudio en su casa, entre 1724 y 1726, fue uno de los dos tutores en Yale, ganándose la denominación de "tutor pilar", por su firme lealtad a la universidad y su enseñanza ortodoxa, en un momento en que la rectora de Yale, Cutler, y uno de sus tutores, se habían marchado a la Iglesia Episcopal.
Los años que transcurrieron de 1720 a 1726 están parcialmente registrados en su diario y en las resoluciones para su propia conducta, que redactó en ese tiempo. Había sido por mucho tiempo un buscador entusiasta de la salvación y no estaba del todo satisfecho en lo que se refería a su propia "conversión", hasta que una experiencia hacia su último año en la universidad, cuando perdió su sentimiento de que la elección de algunos a la salvación y la de otros a la eterna maldición era una "doctrina horrible", le llevó a estimarla "demasiado placentera, brillante y dulce". Edwards, en ese momento, encontró un nuevo deleite en las bellezas de la naturaleza, y disfrutaba la interpretación alegórica de la Song of Solomon. Promediar estos deleites místicos es el tono severo de sus Resoluciones, en el que destaca la rectitud de su entusiasmo por vivir honrada y solemnemente, a no perder el tiempo, y a mantener una estricta moderación al comer y beber.
El 15 de febrero de 1727 fue nombrado pastor en Northampton, y asistente de su abuelo, Solomon Stoddard. Era un estudiante, no un pastor de paso, siendo su deber el de estudiar trece horas diarias. En el mismo año, contrajo matrimonio con Sarah Pierpont, de diecisiete años e hija de James Pierpont (1659-1714), uno de los fundadores de Yale y, por parte de madre, bisnieta de Thomas Hooker. Edwards, ya desde sus trece años, sabía de la piedad y del amor casi virginal de Sarah para con Dios, y de la creencia de "Su" amor personal por ella, y había escrito sobre eso con un entusiasmo espiritual. Ella era de disposición jovial y alegre, una ama de llaves práctica, una esposa modelo y la madre de sus doce hijos. Solomon Stoddard falleció el 11 de febrero de 1729, dejándole a su nieto la difícil tarea del cargo pastoral exclusivo de una de las congregaciones más grandes y ricas de la colonia, orgullosa de su moralidad, de su cultura y de su reputación.
En 1748, hubo una crisis en las relaciones con su congregación. El Half-Way Covenant, adoptado por los sínodos de 1657 y 1662, había hecho sólo del bautismo la condición para los privilegios civiles de la membresía de la iglesia, pero no para la participación en el sacramento del banquete del Señor. El abuelo y predecesor de Edwards, Solomon Stoddard, había sido incluso más liberal, sosteniendo que el banquete era un ordenamiento de conversión y que el bautismo era un título suficiente para todos los privilegios de la iglesia. Tan pronto como 1744, Edwards, en sus sermones sobre afectaciones religiosas, había ultimado claramente su discrepancia en esta práctica. En el mismo año, había publicado en un encuentro eclesiástico el nombre de ciertos jóvenes, miembros de la iglesia, de los que se sospechaba que leían libros impropios, y además el nombre de aquellos que serían llamados como testigos al caso. Se ha especulado a menudo que los testigos y los acusados no eran distinguidos en la lista, y por lo tanto, la congregación en su totalidad estaba en un tumulto. No obstante, la búsqueda de Patricia Tracy ha levantado dudas sobre esta versión de los hechos, haciendo ver que en la lista, los nombres que él leía, estaban definitivamente distinguidos. En cualquier caso, el incidente contribuyó a deteriorar la relación entre Edwards y la congregación. En tiempos de un fomento cultural significante, él fue asociado con la vieja guardia.
La predicación de Edwards perdió popularidad. Por cuatro años, ningún candidato se presentó para admisión en la iglesia, y cuando uno lo hizo, en 1748, se encontró con las pruebas formales, severas y nobles de Edwards, como consta en las "Marcas Distintivas" y poco después en Qualifications for Full Communion (Calificaciones para la entera comunión), de 1749. El candidato se negó a presentarse a ellas, la iglesia le apoyó y terminó por ponerle fin a su relación con Edwards. Incluso el permiso para discutir sus ideas en el púlpito le fueron denegadas. El consejo eclesiástico votó a favor de la disolución de la relación pastoril y los miembros de la iglesia, por una mayoría de 200 contra 23, ratificaron la decisión del consejo. Finalmente, en una reunión en la ciudad, se decidió que Edwards no debería ser admitido para ocupar una plaza en el púlpito de Northampton, si bien lo hizo en esta ocasión, y por última vez, en mayo de 1755. A pesar de ello, no demostró rencor o despecho alguno; su "Farewell Sermon" fue digno y moderado, así como tampoco manifestó su disgusto en una epístola dirigida a Escocia tras su despido. Más adelante, Edwards expresó su preferencia por gobierno eclesiástico presbiteriano o congregacional. Su posición en ese entonces no era para nada impopular en Nueva Inglaterra; su doctrina de que la cena del Señor no es una causa de regeneración, y que los que tomaran la comunión debían ser cristianos profesantes fue desde aquel momento (y aún más grande tras los esfuerzos del púlpito Joseph Bellamy) un estándar en el congregacionalismo de Nueva Inglaterra.
Edwards, en conjunto con su gran familia, pudo levantarse rápidamente, pese a que pronto recibió ofertas de ayuda. Pudo haber sido párroco en Escocia, pero fue llamado a una iglesia en Virginia. No obstante, rechazó ambas oportunidades, para convertirse, en 1750, en un pastor de la iglesia de Stockbridge y un misionero para los indios housatónicos. Con éstos, predicó a través de un intérprete, y defendió audaz y exitosamente sus derechos atacando a los blancos que usaban sus posiciones oficiales entre ellos para incrementar sus fortunas personales. En Stockbridge, Massachusetts, compuso Humble Relation, también llamada Reply to Williams (1752), en respuesta a Solomon Williams (1700-1776), un familiar suyo y gran opositor de Edwards respecto a los requisitos para la entera comunión. En ese lugar, también escribió los tratados mediante los cuales obtuvo su reputación como teólogo filosófico, los ensayos sobre el pecado original, la Dissertation Concerning the Nature of True Virtue (Disertación concerniente a la naturaleza de la verdadera virtud), la Dissertation Concerning the End for which God created the World(Disertación concerniente al fin por el cual Dios creó al mundo), y el gran trabajo relacionado a la Voluntad, escrito en cuatro meses y medio, y publicado en 1754 con el título de An Inquiry into the Modern Prevailing Motions Respecting that Freedom of the Will which is supposed to be Essential to Moral Agency (Un pedido a los movimientos modernos prevalecientes respetando aquel libre albedrío que se presupone esencial para la agencia moral).
En 1757, tras la muerte del reverendo Aaron Burr, quien cinco años antes había contraido matrimonio con la hija de Edwards, Esther, y que sería además el padre del futuro vicepresidente de Estados Unidos Aaron Burr Junior, reemplazó, con cierto recelo, a éste en el cargo de presidente de la Universidad de Nueva Jersey (hoy, Universidad de Princeton), donde se estableció el 16 de febrero de 1758.
Prácticamente después de haber asumido el puesto, fue inoculado por viruela, una enfermedad que estaba arrasando en Princeton. A raíz de esto, y en vista de que no disponía de buena salud, falleció el 28 de marzo de 1758, siendo enterrado en el cementerio de Princeton. A su muerte, Edwards dejó a tres hijos y ocho hijas.